Posiblemente, cuentas actualmente con una póliza de seguro privado. Y cada vez que debes realizar un pago o renovar el contrato te preguntas ¿Para qué hago esto? Soy una persona saludable, no me enfermo ¿Será que estoy perdiendo mi dinero? Sin embargo, cumples con el pago de tus cuotas de forma responsable. Si esta situación se asemeja a tu forma de pensar, te conviene leer sobre los beneficios de tener un seguro de gastos médicos.

 

Los beneficios siempre se verán en el momento más inesperado

Contar con el respaldo de un seguro de gastos médicos te traerá más beneficios de los que puedas imaginar. Principalmente sentirás tranquilidad, respaldo, seguridad y que cuentas con una opción real para cubrir cualquier contingencia médica. Los beneficios de tener un seguro de gastos médicos siempre se notarán en los momentos más impredecibles.

  • Mientras más joven seas al contratar la póliza de seguro médico, menos cláusulas excluyentes presentará esta, dadas las condiciones de salud óptimas que, generalmente, presentan los adultos jóvenes.
  • En algunos casos, puedes gozar del derecho de renovación vitalicia si contratas una póliza de seguros antes de cumplir 60 años, renovando esta hasta su fallecimiento pagando la prima. Cabe destacar que la existencia de este beneficio depende de la compañía aseguradora y de la póliza que escojas de acuerdo a tus necesidades.
  • Entre los beneficios de tener un seguro de gastos médicos también se encuentra la posibilidad de cubrir lesiones o incapacidades que influyan negativamente en el desenvolvimiento del asegurado por causa de enfermedades o accidentes.
  • En caso de requerirlo, tu póliza de seguro de gastos médicos debería cubrir y darte respaldo para costear los gastos por atención médica, operaciones, alimentos, medicinas, estudios, permanencia en el centro médico, entre otros, para ti y para quienes estén afiliados a dicha pòliza.