En primera instancia, debes saber que un seguro de viaje es necesario en algunos países para que el turista pueda ingresar a ellos. Estas pólizas, generalmente, tienen una cobertura temporal para brindarle tranquilidad y respaldo al asegurado durante la estadía fuera de su país de origen. Es recomendable comprender todas las clausulas contractuales de la póliza adquirida, y asimismo, atender algunos consejos para aprovechar tu seguro de viaje.

                                                                                     

Aprovecha al máximo la cobertura de tu seguro de viajero

Estos son algunos consejos para aprovechar tu seguro de viaje que no puedes pasar desapercibidos:

  • Una póliza de seguro para viajes te ofrecerá cobertura sin importar la razón de tu viaje. Ya sea que hagas maletas para divertirte, estudiar o trabajar. Tu seguro cubrirá situaciones en las cuales requieras asistencia médica por enfermedades, accidentes y otras eventualidades.
  • Al contratar una póliza de seguros cerciórate de que su alcance abarque casos de repatriación, prolongación de la estancia en el país visitado, así como las posibilidades de desplazar y alojar a un familiar que pueda ir a socorrerte en caso de requerirlo.

 

  • Recuerda que las pólizas de seguro, generalmente, cubren las pérdidas de equipajes, ya sea por robo o daños si no se logra la localización de este ni de los enseres personales.
  • En algunos casos, depende de las cláusulas establecidas en el contrato de póliza, el seguro de viajes indemniza al asegurado en caso de demoras en la salida de los vuelos o en caso de presentarse inconvenientes y colapsos con respecto a la cantidad de viajeros que reservaron sus tickets y la capacidad de las naves.
  • Otro de los consejos para aprovechar tu seguro de viaje, radica en la posibilidad de poder tramitar mediante esta póliza la gestión de un nuevo pasaporte y todos los gastos que este proceso requiera en el extranjero.

Asimismo, otros consejos para aprovechar tu seguro de viaje son: la posibilidad de cubrir el reembolso de gastos por cancelación de viajes por motivo de causas de fuerza mayor y el reembolso de gastos médicos que hayas tenido que costear con tu dinero.