Es muy alto el porcentaje de personas que no prestan atención al beneficio que atrae contar con una póliza de seguros para los casos de emergencia. Asimismo, hay una gran cantidad de personas que están asegurados y desconocen las ventajas de la póliza contratada. Sea cual sea el caso, es de suma importancia conocer los pasos para usar tu seguro de gastos médicos.

¿Qué hacer cuando requiera utilizar mi seguro de gastos médicos?

A continuación, detallaremos los más relevantes pasos para usar tu seguro de gastos médicos en caso de una eventualidad de esta índole:

  • Principalmente, solicita a tu compañía aseguradora, inmediatamente después de contratar la póliza, los teléfonos correspondientes a la atención de emergencias.
  • Procura mantener estos números de teléfono junto a tu documento de identificación y la credencial que te asocie a tu póliza de seguros.
  • En caso de presentarse alguna eventualidad para el asegurado o alguno de sus familiares afiliados a la póliza, comunícate con la central de emergencias de la aseguradora y brinda la información que requiera la operadora. Generalmente, te solicitan aportar tus datos personales, tipo de póliza, número de póliza, lugar donde te encuentras, causa por la cual realizas la llamada, entre otros datos pertinentes.

  • Si te encuentras en tu domicilio, puedes solicitar el envío de una ambulancia. La cual puede brindarte atención primaria, si este servicio se encuentra incluido entre las cláusulas contractuales de la póliza, o bien, facilitar el traslado a una clínica y la atención requerida antes de llegar a la misma.
  • Otro de los pasos para usar tu seguro de gastos médicos es agilizar las diligencias en el trámite de consultas con especialistas en caso de requerirlas sin generar un costo que debas cancelar por tu cuenta.
También te puede interesar:   Cómo elegir el mejor seguro de viaje

Igualmente, recuerda aprovechar cada beneficio ofrecido en tu póliza de gastos médicos, pues esto te evitará el desembolso de cantidades determinadas de dinero en momentos inesperados. Asimismo, si requieres pagar algún gasto médico durante el proceso, recuerda conservar las facturas para que el seguro reembolse el dinero gastado.