La emoción de planificar las vacaciones es única, en especial si involucras a toda la familia ¿no es así? Sin embargo, existen situaciones en la vida que pueden opacar esta felicidad, como la enfermedad repentina de un amigo o la muerte inesperada de un familiar. Pero, además de opacar la emoción, este es un factor que afecta negativamente tus finanzas ¡Porque debes cancelar el viaje!

La cancelación de un viaje, luego de haber adquirido tus billetes, es un golpe duro a la economía familiar, por el simple hecho de que a las agencias de viajes les importa poco o nada el motivo de tu acción, razón por la cual no temerán en aplicarte una importante multa. Es justamente en este escenario en el que entran en juego los seguros para viajes que te ofrecen cobertura ante cancelaciones.

¡Descubre cómo funcionan estas pólizas de seguro especiales!

En primer lugar, creemos que es importante que sepas que la anulación de tu viaje quedará cubierta siempre y cuando puedas justificarla ante la compañía aseguradora, quien puede establecer diversas cláusulas. No obstante, a nivel general podemos destacar las tres causas más usuales para cancelar un viaje, que son amparadas por los seguros de este tipo:

Fallecimiento:

Una razón válida en todas las aseguradoras, bien sea que tú como dueño de los boletos o alguno de tus acompañantes de viaje, que figure en la póliza de seguro, pierda la vida. No cabe dudas, esta es una de las mejores formas de cuidar de tu dinero ¿cierto?

También te puede interesar:   3 consejos para ahorrar en tus seguros

Enfermedad:

Funciona similar a los seguros por fallecimiento, pero con la diferencia de que puede cubrirte en caso de algún familiar cercano, incluido o no en la póliza, sufra un ataque severo de manera imprevista.

Procedimientos complicados:

En caso de que debas cancelar tu viaje debido a una operación de emergencia, como apendicitis o trasplante de órganos, los seguros de viaje pueden indemnizarte y hacerse cargo de la multa.

Trabajo:

A pesar de que creemos que los trabajos son estables la realidad es que no lo son, porque no sabemos en qué momento podemos ser despedidos, sometidos a un concurso de oposición o a una junta de emergencia. Pues bien, asegúrate de hacerte con una póliza que tome estas cuestiones como un justificativo para anular tu viaje, de esa forma conseguirás ahorrar una buena suma de dinero.