Como consumidor tienes unos derechos y unas obligaciones con tus compañías de seguros. Si tienes algún problema con tu seguro y no te satisface su servicio o algunas de sus condiciones con la poliza, como cláusulas abusivas o cobros que no habéis acordado, etc. Tienes la posibilidad de reclamar, te contamos cómo proceder.

Si tienes un problema con tu seguro reclama tus derechos

La reclamación del problema con tu seguro la puedes hacer a través del Departamento de atención al cliente de la aseguradora (viene explicado detalladamente en la póliza) o mediante el Defensor del asegurado. En unos meses deberían responder a tu reclamación.

Si la respuesta que te dan no te convence, o directamente no te han respondido. Lo mejor es que te dirijas hacia la Dirección General de Seguros y vayas al departamento que tienen de servicio de reclamaciones, ellos tardarán aproximadamente 6 meses en darte una respuesta, teniendo en consideración tus derechos.

Puedes realizar el proceso a través de estas dos opciones:

  • Mediante correo, al Servicio de Reclamaciones de la DGS: Pº de la Castellana, 44. 28046 Madrid.
  • Reclamar a traves de internet, en su web.

Las decisiones que toma este organismo no son vinculantes, lo cual la aseguradora no está obligada a cumplir con lo resuelto. Finalmente si no se resuelve la siguiente vía es la judicial. Lo recomendable en estos casos es llegar a un acuerdo amistoso en el periodo de tiempo más corto posible, cerca de unos 10 días. Si tienes la sospecha que la empresa no tiene intención de llegar a un acuerdo, envía un burofax con acuse de recibo y certificado de texto exponiendo que, tras la valoración pericial del daño, se interpondrá una demanda judicial civil con el resarcimiento de daños.

También te puede interesar:   Qué seguros son los que más nos satisfacen